jueves, 27 de octubre de 2016

Ideología en el discurso



  Los signos lingüísticos deberían ser colocados en su análisia, en su justo contexto. Su análisis e interpretación está determinado por el momento histórico y el espacio que están atravesados por las prácticas  compartidas y las características de la sociedad a la cual pertenece. El lingüista ruso, Valentín Voloshinov consideraba que la estructura del enunciado es absolutamente sociológica, que no existe un acto discursivo totalmente individual y que la lengua no debe ser analizada solo como un sistema de signos vacíos de interpretación y que sus normas no pueden visualizarse con una existencia objetiva.
  El enunciado responde a una situación social determinada por lo tanto tiene una construcción ideológica. Se puede hablar de la desnutrición infantil con la fuerza de un discurso que lo condene a tal punto de ese flagelo se transforme en un episodio insostenible que debe ser resuelto de forma inmediata o el discurso puede llegar a estar instalado de modo tal que solamente incorpore datos estadísticos y sea visualizado como una problemática común de las sociedades modernas.
  Todo signo es ideológico y su contexto es el de personas organizadas que responden con más o menos tensiones a ese contexto.
  La ideología trabaja sobre el lenguaje porque en este están las marcas de las valorizaciones realizadas por los individuos a través de sus vivencias que expresan modos de conductas, opiniones, aquello que considera correcto, justo, injusto, anormal, etc. Sus sensaciones están determinadas por el contexto social y su conciencia está construida a través de procedimientos comunicacionales que se llevan delante de manera colectiva y organizada.
“La conciencia individual se alimenta de signos, crece en base a ellos, refleja en sí su lógica y sus leyes. La lógica de la conciencia es la de la comunicación ideológica, la de la interacción sígnica en una colectividad. Si privamos a la conciencia de su contenido sígnico ideológico, en la conciencia nada quedará. La conciencia sólo puede manifestarse en una imagen, en una palabra, en un gesto significativo, etc. Fuera de este material queda un desnudo acto fisiológico, no iluminado por la conciencia, es decir, no iluminado, no interpretado por los signos.” (Voloshinov,1929:32).
  El linguista holanés Teun  Van Dijk  también considera que existe una estrecha relación entre la acción comunicativa y el contexto en el que se genera y reproduce. También piensa que el discurso tiene una función muy importante respecto a la expresión, implementación y reproducción de las ideologías. “Cuando los miembros de un grupo explican, motivan o
legitiman sus acciones (grupales), lo hacen típicamente en términos de discurso ideológico.” (Van Dijk, 2005:15)
  Para Van Dijk las ideologías son sistemas de creencias socialmente compartidas por los integrantes de una sociedad. Son representaciones sociales que moldean la identidad social del grupo y sus creencias compartidas. Su consistencia es relativamente estable, es adquirida gradualmente y son modificadas de igual manera.
  Las ideologías son cognitivas porque se involucran en ella las ideas, las valorizaciones, las creencias, también son sociales por lo que tanto los grupos dominados como dominantes generan y reproducen identificaciones y son sociocognitivas  al ser compartidas y articular conocimiento, opiniones y actitudes. Pueden ser verdaderas o falsas, contener distintos grados de complejidad y pueden tener manifestaciones contextualmente variable como cuando un sujeto se identifica con varios grupos y o puede llegar a compartir varios valores e ideologías.
  La fuerza con que actúa la ideología a través del discurso puede provocar el direccionamiento de otras prácticas o creencias sociales relacionadas con ella. Una ideología de política neo-liberal podría afectar las relaciones de producción a nivel local ocasionando el deterioro de las producciones regionales debido a la apertura irrestricta de las importaciones. La ideología emanada del Estado en este sentido podría estar reforzando una posición ideológica que refuerce esa  imposición y costruya los cimientos que promuevan la conservación  de ese modelo económico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario